Ultimas novedades sobre el COVID-19, pincha aquí

Alarmas para evitar a los okupas: consejos prácticos

Las cifras que maneja el Gobierno de España calculan que en nuestro país hay entre 85.000 y 90.000 viviendas okupadas (Idealista), de las que más de tres cuartas partes son propiedad del sector financiero, como apunta un artículo reciente del Diario Expansión.  Pero existen otras cifras difícilmente calculables:  aquellas viviendas que son ocupadas en periodos cortos de desocupación, las casas familiares o segundas viviendas de familias que se encuentran a expensas de las mafias de la “okupación”, cuando inician sus vacaciones o visitan su residencia de verano.

En estos casos, tener una alarma que permita el control total a distancia de tu propiedad se convierte en una herramienta útil y necesaria para evitar un mal trago, y no tener que encontrarte con una situación llevada al extremo que desemboque en un conflicto judicial.

Pero no todas las alarmas pueden protegerte de una circunstancia como ésta cada vez más frecuente:

  • Muchas alarmas del mercado solo reaccionan ante una intrusión con el aviso a policía: nuestras alarmas incluyen un servicio “acuda” 24 horas ante cualquier incidencia, con envío de personal de seguridad que verificará inmediatamente la situación y podrá asegurar que se ha cometido un delito de ocupación indebida.
  • La conexión directa con policía y la videoverificación te servirán para demostrar la ocupación ante un juicio rápido: ten en cuenta que las imágenes que nuestros sistemas de verificación PIR Cam recogen son almacenadas en nuestra Central Receptora de Alarmas. Aunque intenten desactivar la alarma, tendrás pruebas de la intrusión con una llamada gratuita a nuestra CRA.
  • La velocidad y la cercanía son factores clave: una respuesta en segundos puede hacer que la ocupación se quede en un intento fallido, acompañado además de una alarma sonora que dificultará a los intrusos la entrada a tu casa o negocio cerrados.

 

Asegúrate de que tu alarma puede protegerte de una situación que según los abogados especializados, genera en torno a 2000-3000 euros de gastos para la desocupación y casi un año de litigios y problemas legales, para al final encontrarse en la mayoría de los casos, una vivienda destrozada por los ocupadores.

Descubre la tranquilidad total,  en www.sectoralarm.es